Benvenido


El proyecto 2006

Noticias de la expedición

 

 

 

 

 

El archipiélago del fin del mundo

Última Esperanza : Un mundo olvidado por el hombre

Estas tierras dispersas en el fin del mundo, bautizadas como los cincuenta rugientes, han fascinado siempre a los exploradores. En el siglo XVI, tras las huellas de Magallanes, una carabela española desembarco en una isla calcárea aislada ; fue bautizada con el nombre del navío, "Madre de Dios".

Durante más de cuatro siglos, estas islas hostiles del archipiélago Última Esperanza han alejado siempre a los marinos. Solo los indios Alacalufes, ese pueblo nómada del mar casi olvidado por los hombres, han estado en estas costas salvajes desde hace milenios.

Pero en tierra no había nada más, ¡solo la roca en bruto y el viento¡.

Descubrimientos geográficos únicos

Estos macizos kársticos, perforados por simas, han quedado casi vírgenes de toda exploración geográfica, espeleológica y arqueológica, hasta el período 1995-2000.

Solamente algunas incursiones geológicas fueron efectuadas en los años 1940-1970 para inventariar los recursos mineros.

La explotación caliza de la cantera de Guarello es la única presencia humana en el archipiélago.

1995
Una primera expedición francesa de reconocimiento en la isla de Diego de Almagro, descubrió paisajes únicos en el mundo: "los glaciares de mármol".

1996
Primera expedición espeleológica Francesa que explora el Sumidero del Porvenir (Diego de Almagro) ; confirmando así la presencia de magníficas cavidades.

2000
Una expedición nacional de la Federación Francesa de Espeleología, en colaboración con geólogos chilenos, explora la sima más profunda de Chile (–376 m). Los descubrimientos arqueológicos muestran que los Alacalufes han frecuentado las cavidades de la costa desde hace milenios (4520±60 BP).

 

 

 

Para enviar mensajes al equipo:
© Centre Terre - Pasquet - 33760 Escoussans - Francia